Deporte neuropsicología Psicología

Realizar ejercicio aeróbico mejora el vocabulario de los niños

natacion educacion leer escribir actividad

Es probable que nadar unas cuantas vueltas no convierta a su hijo en la próxima Katie Ledecky o Michael Phelps, pero podría ayudarlos a convertirse en la próxima J.K. Rowling o Stephen King.

Un estudio reciente de investigadores de la Universidad de Delaware sugiere que el ejercicio puede impulsar el crecimiento del vocabulario de los niños. El artículo, publicado en Journal of Speech Language and Hearing Research, detalla uno de los primeros estudios sobre el efecto del ejercicio en el aprendizaje de vocabulario en los niños.

A los niños de 6 a 12 años se les enseñaron palabras nuevas antes de hacer una de estas tres cosas: nadar, participar en ejercicios de CrossFit o completar una hoja para colorear. Los niños que nadaron fueron un 13% más precisos en las pruebas de seguimiento de las palabras del vocabulario.

A mayor capacidad aeróbica mejor vocabulario

Tiene sentido para la investigadora principal, Maddy Pruitt, una ex nadadora universitaria que ahora toma clases de CrossFit con regularidad. “El movimiento motor ayuda a codificar nuevas palabras“, dice, y explica que se sabe que el ejercicio aumenta los niveles de factor neurotrófico derivado del cerebro, una proteína que Pruitt describe como el “fertilizante del cerebro“.

Entonces, ¿por qué la natación marcó la diferencia mientras que CrossFit no lo hizo? Pruitt lo atribuye a la cantidad de energía que cada ejercicio exige al cerebro. La natación es una actividad que los niños pueden completar sin pensarlo mucho o sin mucha instrucción. Era más automático, mientras que los ejercicios de CrossFit eran nuevos para ellos. Los niños necesitaban aprender los movimientos, lo que requería energía mental.

Pruitt realizó la investigación como parte de su Master’s Capstone Project y se graduó en 2020. Ahora trabaja como patóloga del habla y el lenguaje en una escuela primaria en Carolina del Sur, donde pone en práctica sus hallazgos. “Mis sesiones son muy raras en una mesa“, dijo. “Llevaré a mis hijos al patio de recreo o daremos un paseo por la escuela”.

La asesora y coautora de Pruitt, Giovanna Morini, se basa en los hallazgos de su laboratorio. Morini, profesor asistente en el Departamento de Ciencias y Trastornos de la Comunicación, decía que la mayoría de las investigaciones sobre el ejercicio lo examinan desde el ángulo de un estilo de vida saludable, no mucho entra en el dominio de la adquisición del lenguaje. Ella dijo que ve esto como una línea de investigación rica y tiene otro estudiante que está ejecutando un experimento similar ahora con niños pequeños.

Estábamos muy entusiasmados con este estudio porque se aplica a los médicos, cuidadores y educadores que pueden ponerlo en práctica“, mantiene Morini. “Es algo simple, nada fuera de lo común. Pero realmente podría ayudar a impulsar los resultados“.

Fuente y referencias

Fuente original: Universidad de Delaware

Madison Pruitt, Giovanna Morini. Examining the Role of Physical Activity on Word Learning in School-Aged ChildrenJournal of Speech, Language, and Hearing Research, 2021; 64 (5): 1712 DOI: 10.1044/2021_JSLHR-20-00359

Redacción

Añadir Comentario

Deja un comentario

Abrir el chat
1
canalpsico.com
¡Hoooola! ¿En qué puedo ayudarte? Deja tu mensaje y te contestaré pronto :)
A %d blogueros les gusta esto: