Neurociencia neuropsicología Social

¿Por qué un hijo se porta mejor que otro? La explicación la tienen diferentes estructuras cerebrales

comportamiento entre hermanos diferente

Las diferencias estructurales en el área del cerebro responsable de la toma de decisiones podrían explicar por qué dos hermanos que viven en la misma familia pueden diferir en su riesgo de desarrollar el trastorno de conducta.

Dos hermanos pueden comportarse diferente a pesar de que la crianza sea la misma

Los psicólogos y neurocientíficos se han preguntado durante mucho tiempo por qué los hermanos con aparentemente la misma crianza y estructura genética pueden diferir de manera tan significativa en términos de su comportamiento: ¿cómo logran mantenerse alejados de los problemas algunos jóvenes que crecen en familias con comportamiento antisocial o criminal?

| También podría interesarte: La capacidad de ‘sentirse bien’ podría ser controlada intencionalmente, según nuevo estudio

Investigadores de las Universidades de Bath y Southampton investigaron esta cuestión mediante el estudio de diferentes miembros de la misma familia, algunos con trastorno de conducta de salud mental y otros sin problemas de conducta.

El trastorno de conducta se caracteriza por patrones repetitivos de comportamiento agresivo y antisocial. Da lugar a costos personales y financieros sustanciales para las personas afectadas, sus familias y la sociedad en general y es una de las razones más comunes para la derivación a los Servicios de Salud Mental para Niños y Adolescentes en el Reino Unido.

El trastorno de conducta tiene una tasa de prevalencia de alrededor del 5% entre los jóvenes de entre 5 y 16 años, aunque hay un fuerte gradiente de clase social: una encuesta de 2004 reveló casi el 40% de los niños cuidados, los que habían sido abusados ​​o en los registros de protección tenía un trastorno de conducta. A pesar de todo esto, la conciencia general sobre la condición sigue siendo baja y no es reconocida por muchos psicólogos o psiquiatras.

| También podría interesarte: Descubren por qué se pierde la motivación por aprender con la edad

Las regiones cerebrales responsables de la empatía y el control pueden ser diferentes entre hermanos

El nuevo estudio, publicado hoy en la revista Psychological Medicine, buscó comprender los mecanismos subyacentes que podrían determinar el riesgo de que alguien desarrolle la afección. El equipo internacional, que incluía al Dr. Graeme Fairchild de la Universidad de Bath, realizó escáneres cerebrales de resonancia magnética en 41 adolescentes con trastorno de conducta, 24 hermanos no afectados (que tenían un hermano o hermana con trastorno de conducta pero no mostraban la afección en sí mismos) y 38 con desarrollo típico. controles sin antecedentes familiares de trastorno de conducta.

Su análisis encontró que los jóvenes con trastornos de conducta y sus familiares mostraban diferencias estructurales en el cerebro, en una parte del cerebro llamada corteza parietal inferior. Sin embargo, también hubo cambios estructurales en el cerebro que eran específicos del grupo de trastornos de conducta en las regiones del cerebro responsables de la empatía y el control cognitivo / comportamiento inhibidor que no se encontraron en los hermanos no afectados.

Además, los investigadores también encontraron cambios en la corteza prefrontal, un área del cerebro involucrada en la planificación y la toma de decisiones, que eran específicos del grupo de hermanos no afectados, lo que puede explicar por qué están protegidos de mostrar un comportamiento antisocial a pesar de crecer con cualquiera de ellos con factores de riesgo ambientales o genéticos para el trastorno de conducta. El trabajo anterior del mismo equipo encontró que a pesar de las diferencias en el comportamiento antisocial entre hermanos, tanto los que tenían trastornos de conducta como sus hermanos no afectados tenían dificultades para reconocer las expresiones faciales emocionales.

El Dr. Graeme Fairchild del Departamento de Psicología de la Universidad de Bath explica: “Nuestro estudio tuvo como objetivo comprender las causas fundamentales del trastorno de conducta, específicamente qué hace que los miembros de la misma familia difieran en su comportamiento antisocial y existen marcadores de riesgo genético para el trastorno de conducta en el cerebro. “Este es uno de los primeros estudios basados ​​en la familia sobre el trastorno de conducta y confirma que el cerebro es importante para distinguir entre los miembros de la misma familia que tienen un mayor riesgo de desarrollar un comportamiento antisocial o delictivo. 

“Curiosamente, aunque nuestro trabajo anterior mostró deficiencias comunes entre hermanos afectados y no afectados en el reconocimiento de las expresiones faciales, este estudio sugiere que las diferencias de comportamiento clave pueden estar determinadas por pequeños cambios en la parte del cerebro responsable del funcionamiento ejecutivo o la toma de decisiones. Estas diferencias podría hacer que algunos hermanos sean más propensos a comportamientos riesgosos y ahora debería ser un tema de estudio futuro “.

Los autores esperan que sus hallazgos puedan ayudar con el tiempo a orientar las intervenciones tempranas para los hermanos menores de adolescentes con trastornos de conducta, ayudándolos a acceder a ayuda y tratamiento a una edad más temprana.

Fuentes y referencia

Fuente original: Universidad de Bath

Referencia del estudio:

Graeme Fairchild, Kate Sully, Luca Passamonti, Marlene Staginnus, Angela Darekar, Edmund J. S. Sonuga-Barke, Nicola Toschi. Neuroanatomical markers of familial risk in adolescents with conduct disorder and their unaffected relativesPsychological Medicine, 2021; 1 DOI: 10.1017/S0033291721003202

Redacción

Añadir Comentario

Deja un comentario

Abrir el chat
1
canalpsico.com
¡Hoooola! ¿En qué puedo ayudarte? Deja tu mensaje y te contestaré pronto :)
A %d blogueros les gusta esto: