Neurociencia Psicología Social

Los psicópatas tienen funciones cerebrales alteradas, según nuevo estudio

cerebro psicopatas

Según un estudio finlandés, la estructura y función de las áreas del cerebro involucradas en las emociones y su regulación se alteran tanto en los delincuentes psicopáticos como en las personas que, por lo demás, funcionan bien y tienen rasgos de personalidad asociados con la psicopatía.

La psicopatía es un trastorno de la personalidad que se caracteriza por un comportamiento antisocial persistente, deterioro de la empatía y rasgos audaces, desinhibidos y egoístas. Sin embargo, los rasgos antisociales similares también son comunes, aunque menos pronunciados, en personas que gozan de una buena situación psicológica y social. Es posible que las características relacionadas con la psicopatía formen un continuo donde solo las características extremas conduzcan a conductas violentas y delictivas.

Bases cerebrales de la psicopatía

El estudio colaborativo del Centro PET de Turku, el Instituto Karolinska y el Hospital Psiquiátrico para Prisioneros en Finlandia examinó la estructura y función del cerebro en prisioneros psicopáticos y voluntarios sanos. La estructura del cerebro se midió con imágenes de resonancia magnética. Los participantes también vieron películas violentas y no violentas mientras se monitoreaba su actividad cerebral con imágenes de resonancia magnética funcional.

  • En los delincuentes psicopáticos, la densidad de las áreas cerebrales involucradas en el control cognitivo y la regulación de las emociones se vio comprometida. Al ver películas violentas, estas áreas mostraron reacciones más fuertes en los psicópatas. En una gran muestra de participantes de control sanos, los rasgos relacionados con la psicopatía se asociaron con cambios similares en la estructura y función del cerebro: cuantas más características psicopáticas tenía una persona, más se parecía su cerebro al de los criminales psicopáticos, explica el profesor Lauri Nummenmaa de Turku PET Centro de la Universidad de Turku, Finlandia.
  • Los cambios estructurales y funcionales en el cerebro se enfocaron en las áreas involucradas en las emociones y su regulación. Los cambios en la actividad y la estructura de estas áreas pueden explicar la insensibilidad y la impulsividad asociadas con la psicopatía, dice el profesor Jari Tiihonen del Karolinska Institutet.
  • Los resultados muestran que el grado de características psicopáticas también varía en la población general. Tener un poco de rasgos relacionados con la psicopatía no causa problemas, pero para aproximadamente el uno por ciento de la población, la psicopatía es tan fuerte que puede conducir a un comportamiento criminal y violento, señala el psiquiatra jefe y docente Hannu Lauerma del Hospital Psiquiátrico para Prisioneros. en Finlandia.
  • Estudiar a los presos es difícil, pero proporciona información fundamental sobre la neurobiología de la violencia y la agresión. La realización de este tipo de estudio no hubiera sido posible sin la ayuda del personal de la prisión de Turku, enfatiza Nummenmaa.

Los hallazgos ayudan a comprender los mecanismos biológicos detrás de la violencia y permiten planificar tratamientos nuevos y más efectivos para la agresión y el comportamiento antisocial.

Fuente y referencias

Fuente original: University of Turku

Referencia del estudio:

Lauri Nummenmaa, Lasse Lukkarinen, Lihua Sun, Vesa Putkinen, Kerttu Seppälä, Tomi Karjalainen, Henry K Karlsson, Matthew Hudson, Niina Venetjoki, Marja Salomaa, Päivi Rautio, Jussi Hirvonen, Hannu Lauerma, Jari Tiihonen. Brain Basis of Psychopathy in Criminal Offenders and General PopulationCerebral Cortex, 2021; DOI: 10.1093/cercor/bhab072

Redacción

Añadir Comentario

Deja un comentario

Abrir el chat
1
canalpsico.com
¡Hoooola! ¿En qué puedo ayudarte? Deja tu mensaje y te contestaré pronto :)
A %d blogueros les gusta esto: